Saltar al contenido
Buscar
Lista de deseos
()
Carro
0 item

Blog de ropa cristiana

La práctica profunda de temer a Dios y encontrar la libertad | Obtener, hacer, ser mejor

coronavirus, covid-19, máscara

En los bulliciosos pasillos de la vida, un mundo donde cada alma compone una melodía única, un estribillo resuena transversalmente a través del himno de la existencia humana: el tema omnipresente del temor a Dios. Pero antes de que tu mente se desvíe, influenciada por connotaciones negativas, desentrañemos la verdadera esencia de este acto solemne.

Verá, cuando hablo de temer a Dios, no me refiero al horror escalofriante y que hace temblar las rodillas que sentiría frente a una bestia furiosa en la naturaleza. No, este miedo tiene que ver con el asombro, tiene que ver con la reverencia.

Es similar a mirar la vasta extensión de los cielos, repletos de estrellas, y sentir esa indescriptible sensación de pequeñez; pero, en ese momento, saber profundamente que eres parte de este gran tapiz. Y no demos vueltas alrededor de la palabra; el miedo todavía tiene su lugar. Es una sacudida, un despertar, un recordatorio para nosotros de que nuestras acciones aquí, en esta existencia tambaleante y a veces llena de sombras, importan más allá de lo que podemos ver o tocar.

Este tipo de temor a Dios no es para pusilánimes, créanme. Se necesita valor para humillarnos y admitir que, si bien podemos estar llenos de valentía, no somos nosotros quienes dirigimos el espectáculo. Es darse cuenta de que Jesucristo, aquel que convirtió el agua en vino, que habló del amor y la gracia como actos revolucionarios, estaba en lo cierto cuando ancló su vida en esta santa reverencia.

Tal vez, sólo tal vez, cuando Jesús dijo "Dios los bendiga", nos estaba indicando una vida donde el miedo y la libertad caminan de la mano. Y sí, es cierto que los tontos tienen miedo y a veces desprecian la sabiduría... pero aquí está el truco: una vez que estés cara a cara con el asombroso poder de Dios, te sentirás cualquier cosa menos un tonto. Es el momento en el que cada pieza de sabiduría parece encajar en su lugar y te encuentras sonriendo, no porque tengas todas las respuestas, sino porque sabes , en lo más profundo de tu médula, que finalmente estás haciendo las preguntas correctas...

Temer a Dios: no es una orden para temblar

dios, matrimonio, marido y mujer

En esencia, "temer a Dios" no es una orden de temblar de terror ante lo divino; atrae algo mucho más profundo. La Biblia, el modelo de nuestra fe, contiene en sus páginas la luz guía que ilumina por qué nosotros, como creyentes, debemos "temer a Dios". En el libro de Proverbios está escrito: "El principio de la sabiduría es el temor de Jehová" (Proverbios 9:10).

Significa que cuando nos presentamos con asombro y reverencia ante Dios, nos embarcamos en un viaje de sabiduría que puede llevarnos a la verdadera libertad. Esta última es una especie de liberación profundamente arraigada que surge de comprender nuestro propósito y nuestro lugar en el gran esquema de las cosas.

Entonces, ¿qué significa temer a Dios ? Significa reconocer Su grandeza y soberanía, al mismo tiempo que reconocemos nuestra propia insignificancia. Es un reconocimiento de que no somos el centro del universo; somos simplemente una parte de ello.

Pero aquí es donde esta paradoja se vuelve aún más profunda: al reconocer nuestro pecado y pequeñez, descubrimos nuestro verdadero valor y significado. Al presentarnos en reverencia y alabanza ante Dios, nos damos cuenta de que Él nos ve como valiosos y amados sin medida.

El poder transformador de temer a Dios

fantasía, luz, estado de ánimo

En un mundo donde la autoestima a menudo se mide por elogios, posesiones o seguidores en las redes sociales, el concepto de temer a Dios puede parecer contracultural. Pero la verdad es que cuando aprendemos a temer a Dios de la manera correcta, podemos transformar nuestras vidas. Nos da una nueva perspectiva, una que no se basa en factores externos sino en una conciencia interna de quiénes somos y qué es lo que realmente importa.

Temer a Dios también nos ayuda a dejar de lado nuestros miedos y ansiedades. Cuando reconocemos la inmensidad del mundo y el poder de Dios, nos damos cuenta de que no tenemos el control. Y eso está bien porque confiamos en que Dios tiene el control y tiene un plan para nosotros. Como dice la Biblia: "No estéis afanosos por nada, sino que en toda situación, con oración y petición, con acción de gracias, presentad vuestras peticiones a Dios". (Filipenses 4:6)

Comprender la naturaleza de nuestro miedo

mujer, triste, retrato

Temer a Dios es reconocer la majestad, la divinidad y la soberanía del Todopoderoso. Es asombrarse ante Aquel que esculpió el mundo en montañas y dio vida a nuestra existencia. Pero también es un llamado a mirar hacia adentro, a examinar nuestro corazón y enfrentar el miedo que muchas veces nos impide vivir plenamente. El miedo al fracaso, al rechazo o a la decepción puede paralizarnos, pero cuando elegimos temer a Dios por encima de todo, esos miedos pierden su poder sobre nosotros para siempre.

Claridad a través de las Escrituras

biblia, estudio bíblico, lectura

En el Libro de Proverbios 9:10 se dice: "El temor de Jehová es el principio de la sabiduría, y el conocimiento del Santo es la inteligencia". Este versículo aclara que nuestro temor de Dios no está ordenado por el temor, sino que es un presagio de sabiduría. Nos impulsa a una relación donde convergen la reverencia y la sabiduría.

La intrincada danza de un miedo saludable

desesperado, triste, deprimido

¿Has conocido alguna vez a uno de esos hombres o mujeres verdaderamente temerosos de Dios? ¿Del tipo que irradia una sabiduría tranquila y fundamentada que parece casi de otro mundo? Tienen el aire de haber mirado la vida directamente a los ojos y, en lugar de encontrar desesperación, han desenterrado un feliz secreto. Temer a Dios significa abrazar un temor saludable; embarcarse en una vida vivida a todo color, rozada con pinceladas de humildad y asombro.

Verás, vivir el temor piadoso, un temor filial, no se trata de vivir en una paranoia perpetua, oh no. Se trata de reconocer un santuario en la sumisión y encontrar consuelo en la rendición... un santuario donde los susurros de la palabra de Dios resuenan con el ritmo de los latidos de nuestro corazón.

Para caminar en sabiduría, abrazamos el temor del Señor

mujer joven, playa, naturaleza

Para ellos, y espero que para mí también, temer a Dios significa una decisión diaria de confiar en que Sus planes son más grandes que mis sueños y Su sabiduría más profunda que las profundidades de mi entendimiento. Las Escrituras no se andan con rodeos al respecto; Tomemos como ejemplo Proverbios 14:27: " El temor del Señor es fuente de vida, que aparta al hombre de los lazos de la muerte ". Una fuente de vida... ¿te lo imaginas? El tipo de vida que brota de un manantial sagrado e invisible, implacable y pura, y que nos aleja del aguijón de las trampas de la muerte.

"Seguramente esto debe ser un oxímoron", dirías, "¿Cómo puede el miedo ser el comienzo de la sabiduría?" Yo también he reflexionado sobre esto, pero piénselo: cuando entendemos cuán desalentadores son los vastos misterios del cosmos, ¿no nos humillamos?

Es esta danza elegante, esta paradoja del poder, donde reconocemos que tenemos miedo de no saberlo todo y de que el Autor de la vida misma sostiene la pluma. Ese es el tipo de miedo que es un bien escaso y valioso en esta época, una era en la que con demasiada frecuencia estamos hinchados de orgullo y vanidad superficiales.

La reflexión se agita dentro de mí y me pregunto... ¿estamos, como creyentes, caminando al paso de este concepto de miedo? Sin duda, temer al Señor es acercarse más al conocimiento de Sus obras, tanto cósmicas como personales. Como peregrinos en un camino iluminado por las estrellas, levantamos nuestras linternas (encendidas con la llama de las Escrituras) y navegamos a través de los densos bosques de nuestros días.

...Y, sin embargo, ahí reside la belleza, el misterio, la esencia de una existencia temerosa de Dios. No se trata de temblar o acobardarse; se trata de mantenerse firme con un sentido reverencial de asombro. El salmista lo capta en el Salmo 111:10: " El principio de la sabiduría es el temor de Jehová; todo el que sigue sus preceptos tiene buen entendimiento". de Dios aclara la niebla y agudiza nuestra visión, donde el asombro se convierte en el lente a través del cual vemos nuestro mundo.

Este cambio sutil en la percepción nos mueve a abordar la vida con piadosa vacilación: un lienzo sobre el cual nuestras decisiones, nuestras relaciones e incluso nuestros propios pensamientos están pintados con pinceladas teñidas de reverencia. Una reverencia que nos invita a bailar, desprevenidos y sin vergüenza, bajo la lluvia de la misericordia de Dios. Porque temer verdaderamente a Dios es sumergirse en las profundidades de su gracia insondable, descubriendo allí, en medio del silencio sagrado del abismo, una paz que sobrepasa todo entendimiento.

La bondad en el miedo

cruz, clavo, símbolo

Pero ¿qué pasa con el amor que Dios nos otorga tan generosamente? ¿No es el miedo la antítesis de dios y del amor? No en el intrincado tejido de la fe.

La parábola del hijo pródigo

Reflexione sobre la parábola del hijo pródigo en Lucas 15:11-32. El hijo se acercó a su padre con temor y remordimiento reverentes, pero su padre no lo abandonó. En cambio, lo recibió con los brazos abiertos. Aquí, el miedo al padre, al pecado y al amor justo del padre devolvieron al padre y al hijo un vínculo sagrado.

Ésa es la curiosa gracia del amor de un Padre, ¿no? Temer, no en el temblor, sino en el profundo respeto que embellece el regreso a Su abrazo. Al reflexionar sobre la fuerza del amor de Dios, toca una cuerda muy dentro de mí. Es un amor que nos invita a una relación casual, tan fácil como respirar, pero tan profunda como los misterios del universo.

Nos llama a sentarnos a la mesa y partir el pan, a compartir la fiesta como niños, parte de Sus hijos, nuestra propia familia. Porque "Dios es amor", así dice 1 Juan 4:8, y en ese amor perfecto, no hay lugar para lo terrible que exige que nos escondamos. No, este amor perfecto nos echa fuera todo temor, porque el temor tiene que ver con el castigo, y el castigo para quien teme no ha sido perfeccionado en el amor.

El viaje de lo viejo a lo nuevo

niña, encrucijada, elección

Pero ¿qué pasa con los edictos del Antiguo Testamento, las atronadoras representaciones de un Dios al que debemos temer por nuestro propio bien? Aquí es donde la historia da un giro inesperado. El Nuevo Pacto, sellado por la sangre de Cristo, abre un capítulo donde el temor del Señor se convierte no en ira, sino en sabiduría; sobre vivir en los gozosos límites de la gracia. Hebreos 8:10 habla de este Nuevo Pacto, prometiendo: "Pondré mis leyes en sus mentes, y las escribiré en sus corazones, y seré su Dios, y ellos serán mi pueblo".

¿Puedes verlo? ¿La belleza transformadora? Es una danza nueva, en la que el temor del Señor se trata de honrar la relación que tenemos con lo Divino, aprendiendo a caminar al ritmo de los latidos de su corazón, en sincronía con su amor ilimitado.

Un santuario en la palabra miedo

prado, campo, puesta de sol

Entonces sí, el temor del Señor es un santuario, una tierra santa rica en el nutriente de la sabiduría divina que cultiva el crecimiento del alma. Es en este espacio asustado donde encontramos la verdadera aventura de la vida. En un estado de reverencia, cada acto que realizamos es un acto de adoración, cada decisión una oración, cada respiración un coro del himno de la existencia. Santiago 4:8 susurra una instrucción divina: "Acercaos a Dios y él se acercará a vosotros".

¿Sientes la profunda verdad en esas palabras? Es una invitación, amigos míos, a acercarnos no sólo en cuerpo, sino también en alma, a residir donde el temor del Señor nutre y no asusta, donde el conocimiento de la soberanía de Dios es nuestro refugio y fortaleza, un presente muy presente. ayuda en los problemas (Salmo 46:1).

...En este lugar de miedo sagrado, encontramos algo inesperado: una vista panorámica de la libertad. La vista se extiende, un paisaje pintado con vibrantes pinceladas del amor de Dios, y de repente, la danza no parece tan compleja. Se vuelve tan natural como la euforia que te recorre cuando te rindes al ritmo de las olas, o la emoción del susurro del viento contra tu mejilla mientras estás en la cima de la montaña de la fe.

Es aquí, en el asombro del Todopoderoso, donde el temor piadoso y el amor divino ya no están en desacuerdo sino entrelazados en un vals eterno. Porque, "El temor del Señor lleva a la vida; entonces uno descansa contento, sin ser tocado por las dificultades" (Proverbios 19:23). ¿Puedes sentir esa bendita satisfacción, esa bendita serenidad intocable? Es la plenitud de una persona cuyo corazón está alineado con Su voluntad, un espíritu empapado de adoración y una vida vivida en la amplitud de Su sombra.

La dicotomía del miedo y el amor

secreto, bosque, oscuridad

En 1 Juan 4:18, "En el amor no hay temor. Pero el perfecto amor echa fuera el temor, porque el temor tiene que ver con el pecado y con el castigo". Este versículo resalta que un amor perfecto, un amor cimentado en Cristo, ciertamente disipa los temores injustificados al juicio y a la muerte por pecado y los reemplaza con un temor sumiso y reverencial que preserva nuestras almas.

Abrazando el Santo Temor

vía láctea, noche, estrellas

Entonces, ¿cómo se manifiesta el temor santo en la práctica? Implica alinear nuestras vidas con los principios de Dios, actuar en amor y permitir que el Espíritu Santo nos guíe en todas las cosas. Es un aspecto fundamental del caminar de un creyente, un faro de esperanza que nos aleja del pecado y nos acerca a la luz del amor perfecto de Dios.

Abrazar el santo temor del Señor es como si nos envolviéramos en una capa que es a la vez armadura y consuelo. Verás, cuando la palabra "temor" se abre paso en las páginas de la Biblia, no es del tipo que te hace querer esconderte bajo las sábanas. No, es algo hermoso y complejo que tiene más que ver con el amor que con el miedo. Lo he sentido... ese miedo vivo que respira Dios. Es una cualidad positiva, no del tipo que te deja frío sino que te calienta desde dentro, iluminándote de maneras que sólo el Espíritu Santo puede hacerlo.

Jesucristo | espíritu Santo

cruz, crucifijo, jesús

En la Biblia, incluso las figuras más poderosas, de aquellas de las que hablaba todo el pueblo, temían a Dios, pero no con un temor servil al señor de dios que se acobarda. Era una reverencia, un reconocimiento de Su poder y gloria y, sin embargo, no tenían miedo de acercarse a Él, de luchar con Él, de preguntarle y de ser interrogados a cambio. A través del temor del Señor, encontré una guía, una brújula que me lleva muy suavemente de regreso a donde debería estar.

Está en los proverbios, ¿no es así, donde dice: "El temor de Jehová es el principio de la sabiduría"? Para mí, eso canta sobre una sabiduría que no se trata de saber más sino de vivir más... vivir en sincronía con el latido reverberante de lo divino.

Haz una pausa conmigo por un momento y piensa en ello... ¿No hay una especie de alivio santo en dejarse llevar, en inclinarse ante el asombro de un Dios que lo es todo? Estar tan lleno de ese mismo temor de Dios, que en realidad eres libre, eso es algo. Cuando el Espíritu Santo te empuja, te susurra a través de ese temor del Señor, surge un coraje, ¿no es así? Es poderoso, es transformador y es algo a lo que vale la pena aferrarse, amigos míos...

Pensamientos finales | ¿Has temido a Dios?

signo de interrogación, pila, preguntas

En conclusión, temer a Dios significa acercarse a Él con el amor, el respeto y la humildad propios de una relación con nuestro Creador. Es a través de esta lente que buscamos entender las palabras "temer a Dios" no como un decreto para acobardarnos sino como una invitación a una vida plena y llena de asombro.

Recuerda, que Él bendiga tus pasos en tu camino hacia adelante, no a pesar del miedo, por ejemplo, sino a causa de él. Porque es a través de este amor y respeto reverentes que encontramos la verdadera libertad en Su gracia.

Para explorar más a fondo este tema bíblico misterioso y a menudo debatido, únase a nosotros en Get Better, Do Better, Be Better, donde la espiritualidad se une al estilo y la sustancia. Profundicemos en las escrituras bíblicas y le encontremos significado al caminar diario con nuestro Dios.

¡Echa un vistazo a nuestra colección de lectura, aprendizaje y escritura! ¿Quieres expandir tu fe con una nueva revista? ¿Pasar tiempo aprendiendo sobre la palabra de Dios o nuevos pensamientos e ideas? ¿O simplemente disfrutas leyendo libros nuevos y apasionantes sobre temas cristianos? ¡Míralos todos aquí!

Publicación anterior
Publicación siguiente

Deja un comentario

Tenga en cuenta que los comentarios deben aprobarse antes de que se publiquen.

Who We Are

It’s a way of life.

At Get, Do, Be Better, we fuse style and spirituality. The tagline, 'Moment by Moment,' guides our mission. We offer fashion that fuels spiritual growth.

Here's the beauty of it: We believe that by embracing the present moment, you can make a profound difference in someone's life. It's about the power of the now – how a single instant can transform your journey and the world around you.

Explore our curated collection of soulful clothing. From T-shirts spreading hope to cozy hoodies warming your spirit: each design sparks conversations and deepens connections.

Get closer to God, do good in the world, and be your best self.

Every item here is a testament to your commitment. Embrace the opportunity to Get, Do, and Be Better, one moment at a time.

Our Collections

Our Story

Get, Do, Be Better is all about embracing life's journey: the winding roads, detours, and moments of growth that define us. I'm Danny, and like many, I've faced the challenge of aligning my life with God's will.

In 2020, I rededicated my life to Jesus Christ, and out of obedience to His guidance, I created Get, Do, Be Better. Our designs and products are not just apparel; they are crafted with purpose and infused with prayer, each item carrying a personal testimony.

Our dedication extends beyond clothing; we're committed to living out God's Word and advancing His kingdom. That's why 10% of every sale goes toward tithing to my home church and supporting a local Christian camp for kids I actively participate in.

Lakeshore Christian Church
Michiana Christian Service Camp
My Linktr.ee

Now growing in partnership with other organizations to Build the Kingdom and bring restoration and redemption to all of God's people.

Kingdom Blueprint - Station for Restoration

Remember, this is not our life alone; it belongs to Christ. We invite you to share in our journey, walk alongside us, and grow with us—moment by moment, day by day.

Christian Clothing and Apparel

Get, Do, Be Better has a Christian blog deployed for the purpose of sharing enlightening information about God, with the ultimate goal of fostering deeper relationships with Him. This platform is dedicated to edifying individuals in various aspects of their Christian journey, including prayer, marriage, and lifestyle choices, helping believers identify and rectify any form of sin in their life.

.

Our perspective aligns closely with a non-denominational church standpoint, emphasizing the essence of unity and diversity in the body of Christ. GDBB profoundly values the shared mission across all denominations to draw people into a relationship with God. Harmoniously, we uphold an unbiased position towards all denominations, demonstrating our relentless commitment to an unbiased and inclusive approach to faith.

.

Our hope is to inspire and empower believers to live out their faith in a way that reflects the love, grace, and truth of Jesus Christ. We believe in the power of personal experiences and stories, and we aim to create a safe space for individuals to share their own journeys with God.

Shop Our Collections

¡Gracias por suscribirte!

¡Este correo ha sido registrado!

Compra el look

Elija Opciones

Get Better, Do Better, Be Better
Regístrese para recibir actualizaciones exclusivas, Recién llegados y descuentos exclusivos para personas privilegiadas.

Visto Recientemente

Social

Editar opción
¿Tiene preguntas?
Notificación de nuevo disponible
this is just a warning
Acceso
Carrito de compras
0 items